Después de mucho buscar un buen restaurador para un cuadro de Ramón Sanvisens que estaba muy muy sucio descubrí a María del Val y ha resultado ser la mejor elección, una gran profesional, seguramente la mejor de Madrid, que a pesar de lo difícil de la restauración le ha devuelto a la vida al cuadro. Sin duda repetiré por la profesionalidad y cercanía como persona, totalmente recomendable sin duda.