Dábamos este cuadro por perdido. Tenía un roto terrible y varios desconchones de la pintura, además el borde estaba fatal y con todas las grapas oxidadas. En cuanto Val le puso sus manos, parece un cuadro nuevo. Los colores perfectos, el roto no se aprecia en absoluto y los bordes totalmente restaurados. Muy recomendable. Adjunto fotos del antes y el después.
Mil gracias de nuevo por tu trabajo!